AL SALIR DE CLASE (2)

Como os decía antes, los creacionistas patrios se aprovechan los vacíos que creen que existen (pero que sólo existen aparentemente) para lanzar su propaganda anti-evolucionista.

Porque no, no es razonamiento crítico ni fundamentado. Es propaganda, ya que se pretende captar nuevos adeptos. En ciencia, puedes no estar de acuerdo con una hipótesis, pero la refutas intentando contra-argumentarla. Y quien haga lo contrario, hace mal.

Es como si con un cuchillo mato a gente, en vez de preparar una maravillosa ensalada troceando las verduras. Hago mal.

Por otro lado, existe la tendencia a humillar al oponente dialéctico. Se puede ver a muchos evolucionistas tachando de imbéciles a todos los creyentes religiosos, incluso en libros publicados. Y aunque a mí, particularmente me pudiese parecer divertido en ciertos momentos, tampoco está bien hacer eso.

He trabajado durante muchos años como comercial, y lo primero que te enseñan, si quieres hacer las cosas bien, es a no ridiculizar a la competencia. Si lo haces, acabas poniéndote a un nivel más bajo que ellos. Te desacreditas tú mismo ante la persona a la que quieres convencer con tus argumentos.

Pero sigamos con el tema; que luego me lío, y no acabo.

Resulta que, aunque no parece alarmante del todo, desde hace unos años se están introduciendo a través de los medios de prensa más conocidos ideas sobre el Diseño Inteligente. Aunque, por otra parte, también se lanzan contra-argumentaciones hacia este.

Incluso hay gente que se comienza a sorprender porque en distintas universidades no se admita, en jornadas de conferencias de temas científicos, impartir charlas sobre el DI.

También la televisión tiene algo que decir. Eso sí, de momento sólo algún canal con financiación privada.

Precisamente vi hace no mucho un coloquio, de un canal de carácter católico-conservador y neoliberal. En el programa en cuestión, lo que hacen es proyectar una película y después presentar una charla con varios contertulios acerca del tema principal del argumento del largometraje.

inherit-the-wind-rca-1

El film era La Herencia del Viento (Inherit to the Wind), en la que se escenifica el Juicio Scopes, de 1925, por el cual juzgaban a un profesor de escuela que enseñaba la Teoría de la Evolución a los chavales. Y algunos de los miembros más conservadores de la comunidad le denuncian.

El coloquio era conducido por Juan Manuel de Prada, escritor que no destaca por sus ideas progresistas, precisamente. Su papel era el de moderador del ¿debate? y conductor del programa, como decía.

Los cuatro participantes eran:

  • Nicolás Jouve: Catedrático de genética.
  • Jose Antonio Sayés: Sacerdote y Doctor en Teología.
  • Manuel Carreira: Jesuíta licenciado en Filosofía, Teología y Doctorado en Física.
  • José Miguel Gambra: Doctor en Filosofía.

Todos eran católicos y firmes creyentes, y se reafirmaban en ello.

Pues lo más gracioso de todo, es que tres de los cuatro contertulios admitían la existencia de la evolución como mecanismo de aparición de la vida, y su intrínseco progreso hacia formas variadas.

El único que no aportaba demasiado para esclarecer el debate era el propio filósofo, que se quedaba sólo en sus circunloquios sobre lógica y dialéctica. Los otros tres restantes, incluidos los dos sacerdotes, declaraban no tener ningún tipo de duda sobre la evolución biológica.

Tan torcido le salió el debate a la cadena de televisión, que el propio moderador participaba lanzando mensajes creacionistas, tergiversando las palabras de los ponentes. Incluso reprobando a los propios sacerdotes.

Lo más divertido de todo fue, cuando el genetista le hizo varios “¡zas, en toda la boca!” o “science slaps”, si lo preferís, al propio Juan Manuel de Prada.

Pero como este era el director del programa, al final procuró quedarse con la razón, incluyendo, como despedida del programa, una cita de Darwin que le mereció el apelativo de “defensor de la eugenesia” por parte de sus detractores fundamentalistas.

De tal manera pretenden los defensores del Diseño Inteligente más intransigentes mantenerse de pie aún. A golpes contra el raciocinio o inteligencia; supuesto mejor regalo que Dios nos dio (según ellos, quiero decir).

No obstante, si os apetece echarle un vistazo al programa, debo avisaros de que su duración es de dos horas y cuarto, no estando incluida la película.

Pero a mí, no se me hicieron excesivamente largas. A demás, la primera mitad de la tertulia eran comentarios sobre la película, el director, interpretaciones, etc. Como aquél programa de Garci.

Por hoy, yo creo que basta. Gracias por haberme leído, y perdonad la extensión que he tomado con el tema.

Anuncios

Un comentario en “AL SALIR DE CLASE (2)

  1. Pingback: AL SALIR DE CLASE… – Intelligent Design Fails

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s